Innovación

¿Por qué invertir en 4K el año 2017?

Hace varios años que la tecnología 4K está en boca de todos. Parece que el 2017 es el momento perfecto para invertir en ella.

Hace mucho que se sabe que la tecnología 4K es revolucionaria, pero solo ha madurado en el último tiempo, lo que la ha vuelto real y accesible para más consumidores. La tecnología 4K, también conocida como Ultra HD, consiste en una resolución de hasta 4,000 píxeles horizontales y 2,000 píxeles verticales. Es decir, brinda una calidad de imagen increíble que hasta puede superar a la visión humana, la que no es capaz de ver tantos píxeles. Se llama 4K porque la cantidad de píxeles es cuatro veces mayor que en el Full HD, que cuenta con 3,840 x 2,160 líneas, lo que da un total de más de 8 millones de píxeles. En la actualidad, la tecnología 4K puede encontrarse en productos como televisores, laptops, pantallas y hasta teléfonos inteligentes.

Lanzada en Brasil durante marzo del 2017, la séptima generación de procesadores Intel cumple una función importante en la expansión de la resolución 4K para PC. Sus nuevos chips brindan una experiencia de video 4K UHD y en 360°.

“El mercado de las PC sigue evolucionando, y la séptima generación de procesadores Intel Core cuenta con los beneficios de la resolución 4K, la realidad virtual y todos los elementos necesarios para proporcionar una experiencia realmente envolvente para los usuarios”, señaló Maurício Ruiz, director general de Intel en Brasil. Las PC equipadas con la séptima generación de procesadores ofrecen la experiencia virtual con Ultra HD (o UHD, otro sinónimo de 4K) más completa.

 ¿Cuándo surgió la tecnología 4K?

La tecnología 4K se remonta al año 2003, pero recién comenzó a aparecer en dispositivos desde el 2010. Por ejemplo, la emisión de películas en 4K en cines empezó apenas en el 2011. Las primeras TV compatibles con la tecnología llegaron a Brasil el 2012, pero sus precios eran exorbitantes. A partir del 2013 comenzaron a ser más accesibles, gracias a la mayor diversidad de modelos en el mercado nacional. Por último, en el 2014 Netflix publicó series como “House of Cards” y “Breaking Bad” en formatos compatibles con ultrarresolución. En el 2015, la tecnología 4K llegó a pantallas más pequeñas gracias a Sony, que lanzó el primer teléfono inteligente con pantalla 4K, el Z5 Premium. En el 2016, Sony y Microsoft lanzaron la PlayStation 4 Pro y la Xbox One S, respectivamente, versiones de sus consolas compatibles con streaming y videojuegos en 4K.

Podría decirse que a medida que la tecnología llegaba a distintos artículos electrónicos (desde TV hasta teléfonos inteligentes), surgieron más opciones de contenido, por lo que en la actualidad es más fácil encontrar producciones de 4K por streaming y, dentro de muy poco, tendremos el formato Blu-ray 4K.

Una investigación del 2015 de Cisco señaló que para el año 2019 cerca del 80 % del tráfico por Internet en el mundo estará destinado a los videos 4K. Entre el 2014 y el 2019, los videos en resoluciones HD y 4K aumentarán en 8,5 veces, lo que representa un 63 % de todo el tráfico de video por Internet. Según el mismo estudio, los televisores con capacidad para reproducir esos formatos aumentarán de 9.9 millones (2014) a 371.5 millones (2019), un 31 % de dichos aparatos en ese año.

El Ultra HD llegó para quedarse, y la séptima generación de Intel avanza al mismo ritmo que su popularización, a fin de revolucionar aún más el panorama del entretenimiento.

¿Qué se puede consumir en 4K?

Películas, series y otros videos

 Antes, las TV con tecnología 4K eran mucho más costosas que las tradicionales. Sin embargo, ya hay modelos Ultra HD más económicos en el mercado brasileño. Empresas como LG, Sony y Samsung ofrecen televisores económicos con pantallas de resolución 4K. El contenido también llega en esta tecnología. Por ejemplo, Netflix ya ofrece un plan 4K (BRL 29.90 mensuales) para ver algunas de sus series en dicha resolución, como “House of Cards”, y casi todas las temporadas nuevas de sus producciones originales.

La emisora más grande del país, Globo, ofrece parte de su contenido en 4K desde 2016, pero solo a través de Globo Play, la plataforma de streaming del canal. Por mientras, canales de cable como Telecine están preparándose para adoptar la tecnología, pero solo a largo plazo.

 Si tiene una pantalla, laptop o TV compatible con la resolución Ultra HD, puede probar opciones más versátiles, como YouTube. Si bien el contenido gratuito de YouTube en 4K aún es escaso, puede encontrar videos en ese formato si agrega “4K” a las palabras clave de búsqueda. Del mismo modo que YouTube, Vimeo también ofrece contenido en Ultra HD.

Juegos

 Ya sea que use laptop o CPU, ya es posible jugar videojuegos en 4K. Algunos de los equipos con la séptima generación de procesadores compatibles con la tecnología son modelos de Acer, Dell, HP, Lenovo, Samsung, etc Los equipos con procesadores de séptima generación pueden grabar videos en 4K mientras realizan otras actividades, sin sufrir ningún problema de desempeño.

En el mercado también hay opciones que combinan CPU y monitores. Para grabar juegos en resolución 4K, se necesita una tarjeta de video potente, así como monitores capaces de mostrar la resolución, como modelos de Dell, LG o Samsung. Algunos juegos para PC disponibles para jugar en 4K son “Rise of the Tomb Raider”, “Grand Theft Auto V” y “Call of Duty: Advanced Warfare”.

Respecto a las consolas, Sony vende PlayStation Pro desde noviembre del 2016. Esta consola cuenta con un procesador mejor capaz de reproducir imágenes en 4K. Microsoft le siguió la corriente y lanzó Xbox One S, compatible con los videojuegos en 4K. En ambas consolas, buena parte de los videojuegos usa el proceso de aumento de escala para ampliar las imágenes, en lugar de mostrar 4K de forma nativa. El aumento de escala alude al proceso en que el sistema simula una imagen en una resolución más alta que la original.

 

Compartir este artículo

Temas relacionados

Innovación

Leer el siguiente artículo

Read Full Story