El pico de la innovación

¡Hágase la luz y el mapeo de proyecciones!

Kurt De Buck Writer

¿Hasta qué punto el mapeo de proyecciones y las redes de luces confían en los últimos ordenadores de vanguardia y en la sofisticada tecnología digital? Descúbrelo en este artículo sobre el 2º Signal Festival (Festival de la Luz), el mayor espectáculo de arte de la luz de la República Checa.

Según la Ley de Moore, la capacidad de procesamiento informática se duplica cada dos años. En la práctica, esta creciente capacidad no solo permite realizar cálculos más rápidos y contar con imágenes mejoradas en los juegos, sino que también nos permite implicar a los ordenadores de un modo más relevante en nuestros estilos de vida y cultura. Esta tendencia se ve claramente en el Signal Festival, que se celebró por segunda vez en Praga a mediados de octubre. Este festival de arte y luz iluminó las calles de la capital de la República Checa presentando 21 redes de luces, la mayoría de las cuales fueron posibles gracias a la tecnología informática.

Echemos un vistazo a cómo funciona el mapeo de proyecciones, que es el formato de arte de la luz más moderno y popular para espacios públicos. Una imagen especialmente diseñada que enfatiza las características arquitectónicas y crea la ilusión de que el edificio está deformado o distorsionado se proyecta en una fachada. No es mera coincidencia que el mapeo de proyecciones haya tenido que esperar hasta este siglo para experimentar su „boom”, ya que para llevarlo a cabo es necesario contar con un amplio rango de software de gráficos y hardware de última generación para crear este tipo de imágenes acordes con las ideas y el talento de sus creadores. Durante la proyección, un ordenador, conocido como servidor multimedia, realiza una serie de sofisticadas y potentes operaciones. Mediante un proceso de deformación, el ordenador se asegura de que la animación se adapte perfectamente al edificio.

En la mayoría de los casos, un proyector no es suficiente y el servidor multimedia tiene que distribuir la proyección entre varios proyectores para garantizar que la imagen, dividida en varias partes, encaje con precisión. Estas tareas requieren muchas operaciones matemáticas que ni siquiera todas las personas de la Tierra serían capaces de calcular. A propósito, The Macula, un grupo checo de mapeo, participó recientemente en el mayor evento de mapeo de proyecciones del mundo, durante el cual el Palacio del Parlamento Rumano de Bucarest se cubrió por una imagen creada a partir de 104 proyectores, ¡increíble!

out of place

Otro formato de arte de la luz es la red de luces. En el último Signal Festival, se instaló una obra de arte única: el proyecto Light Barrier del dúo de artistas Kimchi y Chips. En la isla de Střelecký, el dúo exhibió imágenes holográficas en 3D creadas a partir de miles de haces de luz que penetraban a través de la niebla. De un modo admirable, los componentes del dúo Elliot Woods y Mimi Son, también comparten gratuitamente todos los códigos de muchas de sus redes de luces y herramientas. Al inspeccionar los códigos a fondo, se ve claramente que los trucos de magia de esta pareja son posibles gracias a la tecnología de visión computerizada de OpenCV.

Los complejos cálculos también se utilizaron en otras redes de luces. La tecnología digital permite que cualquier tipo de entrada de información se transforme de modo interactivo en datos y, posteriormente, los datos en luz y sonido. Gracias a esta tecnología, las obras de arte cuentan historias utilizando metáforas inesperadas. En el Puente Carlos, la red de luces Murmur transformó la voz en luz creando formas decorativas a medida que cada sonido llegaba a la pared de la torre del puente. En otro lugar, se creó una estatua tallada por el estudio checo R/FRM y Jan Nálepa utilizando la composición a partir de un escáner en 3D. También despertó un gran interés la red de luces The Pool del artista americano Jen Lewin, que consta de más de cien discos, cada uno de los cuales contiene un sensor, una luz y un microprocesador. Flow, una red de luces creada por el autor de este artículo, simulaba decenas de miles de partículas volando a través de un túnel de viento en tiempo real utilizando la resolución 5K. La red de luces Cyclique del artista francés Maxime Houot y el grupo Nohista presentaba 256 globos combinados en una única pantalla gigante.

murmur

El Festival también incluía actos paralelos como talleres en los que los participantes podían disfrutar de la experiencia de primera mano de crear arte de la luz. Nicola Pavone presentó los aspectos básicos del mapeo de proyecciones, Martin Blažíček demostró el algorítmico VJing, yo expliqué las posibilidades del sensor Kinect, Mária Júdová y Jonáš Svatoš mostraron cómo se puede medir la frecuencia cardíaca para la escenografía de los bailarines utilizando una microcontroladora conectada por Wi-Fi y Ondřej Chmel junto con Intel ilustraron cómo se pueden mejorar las viejas técnicas de pintar con luz mediante la nueva tecnología de las tabletas. Los participantes se sirvieron de tabletas que incluían vídeos de diferentes espacios diseñados especialmente, luego utilizaron las tabletas para crear imágenes holográficas capturadas mediante una fotografía de gran exposición.

Las formas y motivos del arte siempre han estado influidos por la tecnología, pero los cambios actuales no tienen precedentes. Solo podemos imaginar lo que nos ofrecerán estos festivales dentro de 12 años…

Fotos de pintar con luz con el taller de Intel

Compartir este artículo

Temas relacionados

Innovación

Leer el siguiente artículo