A jugar!

Formas en que la inteligencia artificial y el aprendizaje profundo permiten explicar el miedo humano

Jason Johnson Freelance writer and editor

Los investigadores están rompiendo los límites entre máquinas y personas mediante funciones que programan a computadoras para reconocer el miedo.

En el cuarto piso del edificio del MIT Media Lab se encuentra Nightmare Machine (máquina de pesadillas).

A estas computadoras las apodaron de esta forma por una razón: han estado aprendiendo cómo aterrorizar a las personas.
Mediante una secuencia de algoritmos, se generan imágenes perturbadoras y grotescas, como los monstruos que aparecen en las películas, gente muerta y otras cosas que hacen ruidos durante la noche.

Nightmare Machine
En el laboratorio de medios del MIT, la “máquina de pesadillas” crea imágenes de rostros macabros para aprender cómo reaccionan los seres humanos ante el miedo.

“Queríamos indagar de manera informal cómo puede transformarse la inteligencia artificial (IA) en un demonio que aprende a asustar a las personas”, comentó Pinar Yanardag Delul, una de las creadoras del programa informático amante del género gore.

A modo de broma, Delul podría nombrar a su creación un demonio, pero, en el fondo, el estudio es un intento de acortar una gran brecha que existe entre la IA y los usuarios.
Aún cuando la investigación en materia de informática emocional se encuentra en desarrollo, existen aplicaciones de gran repercusión.
Desde mejores juegos de terror hasta incluso hacer más segura la conducción en el mundo real, las posibilidades para la IA parecen ilimitadas que pueden reaccionar ante el miedo de los seres humanos.

“El objetivo principal de nuestro grupo de investigación es comprender las barreras que existen entre la cooperación de la máquina y el ser humano”, explicó Delul.

Nightmare Machine

El proyecto se presentó en un gran momento, ya que la IA parece ser un componente esencial para el futuro.

Hace poco, el presidente de la empresa de servicios de taxis en línea Lyft, John Zimmer, predijo que todos sus servicios de transporte estarían provistos de vehículos autónomos para el año 2021. Mientras tanto, las aplicaciones de asistentes personales inteligentes como Siri se vuelven más inteligentes mediante funciones de aprendizaje para adaptarse y predecir las necesidades de los usuarios. A medida que cada vez más dispositivos comiencen a funcionar de forma independiente, la necesidad de IA emocionalmente inteligente solo aumentará.

“La IA permite que las máquinas comprendan, aprendan e interactúen con el mundo exterior sin la necesidad de que los seres humanos tengan que decirles qué hacer”, explicó Nidhi Chappell, directora del departamento de aprendizaje automático de Intel.

El tipo de IA descrita anteriormente se llama “aprendizaje automático”, que permite que las computadoras “piensen” a través de funciones de recolección de datos y, a continuación, creen sus reglas en función de dichos datos.
Con este avance, el “aprendizaje profundo” utiliza un conjunto de reglas llamadas “red neuronal”, que son programas modelados a partir del cerebro humano.
En la actualidad, las “redes neuronales” mejoran los traductores automáticos y, gracias a la máquina de pesadillas, incluso dibujan imágenes que dan miedo.

Enseñarles a las computadoras las emociones humanas fue un desafío complicado (pero importante).
Los investigadores del MIT descargaron alrededor de doscientas mil imágenes de rostros de celebridades en una computadora.
Luego, su “red neuronal” se enfocó en analizar dichas imágenes.

Después de un tiempo, era capaz de asimilar los rasgos básicos del rostro humano.
En poco tiempo, la máquina de pesadillas comenzó a generar nuevos rostros por cuenta propia con solo revisar y mezclar los rostros anteriores.

Los resultados fueron impresionantes, pero nada innovadores.
Los investigadores querían una máquina que pudiera crear rostros que realmente asustaran a las personas, lo que significaba descubrir cómo traducir la psicología humana en un programa.

Luego de algunas pruebas, descubrieron que las computadoras necesitaban, en primer lugar, un curso intensivo de creatividad.
Una segunda red neuronal les enseñó a imitar estilos artísticos de pintores que tenían una habilidad especial para crear imágenes desfiguradas y tristes, como Vincent van Gogh y Edvard Munch.

Por último, agregaron un “estilo zombi” a su arsenal, lo que provocó que la computadora realizara miles de creaciones mórbidas.

“A pesar de que se puede mejorar mucho más, algunos de los resultados ya se ven notablemente aterradores”, comentó Delul.

La investigación esclarece cómo las computadoras podrían percibir y pasar por alto la psicología humana, como el miedo, según Delul.
Comprender esta parte del cerebro humano puede beneficiar a la IA del futuro de maneras ilimitadas.

Por ejemplo, puede hacer que las cosas escalofriantes lo sean mucho más.
Delul explicó cómo la máquina de pesadillas puede generar imágenes personalizadas según miedos individuales si la computadora estaba sincronizada con datos personales.

Captura de pantalla del juego Nevermind

En muchos videojuegos se busca tecnología que incluya información del jugador, como el juego patrocinado por Intel llamado Nevermind. Mediante el uso de la información biográfica del propio jugador, el juego modifica los entornos de acuerdo con los niveles de estrés del jugador.

Captura de pantalla del juego Nevermind

Otro juego de terror próximo a estrenarse, Hello Neighbor, incorpora el concepto de una IA avanzada que aprende a adaptarse de acuerdo con las fortalezas y debilidades de los jugadores.

Finalmente, la tecnología de la máquina de pesadillas predice un mundo donde se diseñan monstruos virtuales para responder a los miedos y las reacciones emocionales del jugador.

Más allá del entretenimiento, la interacción con sistemas que comprenden los miedos de los usuarios incluso conlleva el potencial de avanzar en terapias de salud mental.

“Jugar este tipo de juegos puede ayudar a que la gente aprenda sobre sus miedos y, potencialmente, a lidiar con ellos”, comentó Gabi Zijderveld, de la empresa de IA emocional Affectiva.

Quizás, el uso más práctico de computadoras para comprender el miedo sea una nueva tecnología que pueda ayudar a disminuir las situaciones del mundo real cuando reconoce que las personas están asustadas.
Zijderveld mencionó que su empresa está asociada con fabricantes de automóviles que integran IA emocional en sus vehículos autónomos por esta razón.

Si un automóvil autónomo detecta señales de miedo en los pasajeros, su sistema debe ser capaz de comprender cómo reaccionar.
Esto se determina en mayor medida por el contexto.
Por ejemplo, si el miedo del pasajero lo provoca el hecho de que lo siga un vehículo extraño, la IA del vehículo tiene que saber acelerar.
Pero, si el miedo lo provoca el tránsito intenso, el vehículo debe desacelerar.

En general, enseñarles a las máquinas sobre las pesadillas no parece convertirlas en demonios.
Por el contrario, realmente puede hacer del mundo un lugar mucho menos aterrador para vivir.

The post Formas en que la inteligencia artificial y el aprendizaje profundo permiten explicar el miedo humano appeared first on iQ by Intel.

Compartir este artículo

Temas relacionados

Innovación

Leer el siguiente artículo

Read Full Story