Creators Project

Gel autoreparador: Reparando las pantallas dañadas de los smartphones

Sabine Berger Autorin, Hemd & Hoodie

Gracias a la capacidad “autoreparadora” de un innovador gel, las grietas de las pantallas de los smartphones pronto serán cosa del pasado.

Parece que es la maldición de la moderna tecnología móvil: cuanto más caro es un dispositivo, antes es víctima de la gravedad y termina con la pantalla rota. Quien no haya visto esto antes, seguramente conocerá a alguien familiarizado con la detestada aplicación “Spiderman”. Sin embargo, muy pronto puede que esté disponible una alternativa a las costosas reparaciones de las pantallas.

Un equipo de científicos de la Universidad de Melbourne ha desarrollado un gel que se imprime en 3D que es capaz de cambiar de forma e incluso autoreparar sus propios daños. El Dr. Luke Connal de la Escuela de Ingeniería de Melbourne está convencido de que la impresión en 3D revolucionará la fabricación industrial. Sin embargo, hasta ahora, siempre ha habido escasez de materiales adecuados para fabricar productos verdaderamente innovadores, afirma el químico.

Un gel que se autorepara solo

Esto fue lo que impulsó a Connal y a su equipo a trabajar en un material basado en polímeros llamado 2-hidroxietil metacrilato (HEMA), que tiene una amplia variedad de aplicaciones, incluyendo las lentillas y las uñas postizas. Esta sustancia con textura de gel tiene una amplia gama de propiedades que son particularmente adecuadas para la impresión en 3D. Durante el proceso de impresión, el material tiene una consistencia viscosa parecida a la de la pasta dental. Pero una vez que finaliza la impresión y disminuye la fuerza aplicada, su estabilidad aumenta.

Si a este gel con aspecto de pasta dental se le aplica el estímulo correcto, autorepara sus grietas y roturas. Imagen: Pursuit – Universidad de Melbourne

Sin embargo, la verdadera innovación es que este polímero, que es similar a otras estructuras orgánicas como nuestra piel, es capaz de regenerarse tras sufrir pequeños daños. Este proceso de autoreparación se produce gracias a los enlaces covalentes que existen entre cada uno de sus átomos; estos enlaces se pueden romper y posteriormente restablecer. En su publicación, los investigadores confirmaron que en el 98 % de las pruebas realizadas, los objetos impresos autoreparaban sus propios daños, como grietas y roturas, y luego volvían a su forma original.

Protección mejorada para los dispositivos más caros

Este tipo de objetos tridimensionales que cambian de forma con el paso del tiempo podrían tener una amplia variedad de aplicaciones en el futuro. Connal y su equipo piensan que el gel autoreparador tiene un enorme potencial en la protección de productos de gama alta que están sometidos a un uso intensivo, por ejemplo, los smartphones, las tabletas y las superficies de los coches. “La vida útil de los productos podría prolongarse considerablemente aplicándoles una capa de este material”, afirma Connal.

Un día puede que incluso se pueda producir el gel autoreparador en el propio hogar con impresoras 3D y aplicarlo a las pantallas dañadas. Imagen: Flickr – Patrick Hoesley

En el futuro, las pantallas de los dispositivos móviles podrían incluso fabricarse completamente de este gel y podrían autorepararse simplemente aplicando calor o humedad. Sin embargo, el mayor reto que plantea el uso de este producto es garantizar que las pantallas conservan su capacidad táctil. Dado que se trata de una característica fundamental tanto para los fabricantes como para los usuarios finales, Connal y sus colegas tienen previsto centrarse en el desarrollo de revestimientos autoreparadores, algo que sin duda será una gran noticia para los usuarios de los smartphones.

Foto de portada: Flickr – Ashwin Kumar

Compartir este artículo

Temas relacionados

Estilo de vida

Leer el siguiente artículo

Read Full Story