Games

Los videojuegos surgen como una oportunidad de igualdad y una plataforma de lucha para la comunidad trans

Los juegos crean comunidades acogedoras y posibilitan la discusión sobre género, sin embargo, aún falta representatividad de la comunidad trans entre los fanáticos de los videojuegos.

“Tengo una buena amiga que es trans y está buscando un clan de Destiny 2”. “Hola a todos. Estoy buscando a personas (trans o no) para jugar Rainbow Six Siege y Call of Duty”.
Estas solicitudes son comunes en el tema transgamers, en la red social Reddit. Allí, los hombres y mujeres trans se sienten más en confianza para buscar un ambiente virtual que no sea hostil, una rutina para quien sufre todos los días con los prejuicios. La frecuencia diaria de publicaciones pone en evidencia la gran cantidad de personas trans que juegan o se interesan por los videojuegos; y el espacio en línea aparece como una opción para que puedan interactuar, divertirse y, por qué no, luchar por la causa.

El hecho de que exista una comunidad exclusiva para esa población de fanáticos de los videojuegos es sorprendente: una investigación de la ONG Transgender Europe, volcada a la defensa de los derechos de la comunidad transgénero, mostró que hubo 295 casos de asesinatos de trans en 2015. Brasil lidera con 123 de esas muertes y México le sigue con 52. La hostilidad, que habitualmente se transforma en violencia verbal y física, aleja a la comunidad trans de ambientes en los que no pueden ser ellos mismos. Además de conversar sobre los juegos, las personas cuentan historias de sus transiciones en espacios virtuales como el que se creó en Reddit.

Ophelia Pastrana es una fanática de los videojuegos, especialista en tecnología; además, es una mujer trans. Es colombiana, pero está radicada en México, país que está en segundo lugar en el podio de asesinatos de transgénero. Para ella, los videojuegos surgen como una oportunidad para unirse y luchar. “Creo que es increíble. No encuentras aceptación en ningún lugar”, dice. Según ella, los videojuegos y ambientes en línea pueden ser plataformas para discutir la reconstrucción de los géneros. “No sabes quién está detrás del personaje”, señala.

© www.jorgelara.com

Apunta que uno de los principales problemas de las mujeres trans es tener coraje para enfrentar un escenario machista. Muchas quieren identificar sus avatares con el género femenino, pero sufren por el prejuicio. “Hay muchas mujeres que usan nombres masculinos”, dice. Explica que, cuando hay aceptación, el personaje es una “bonita versión de uno mismo”; esto es importante para los fanáticos de los videojuegos, aún más para las personas trans, quienes luchan para ser reconocidas como parte del género con el que se identifican, no con su fisiología.

La toxicidad de la comunidad muestra que el problema es para todas las mujeres, no solo las transgénero. Específicamente para las personas trans, Ophelia ve otro problema: “las personas transgénero sufren mucho cuando aparecen en eventos. Algunas veces, se trata de eventos solo para mujeres y nos ven como hombres”, cuenta.

En Brasil, Raphaela Laet, también conocida como Queen Bee, es una mujer trans famosa por sus transmisiones jugando “League of Legends”. Raphaela dijo que está disminuyendo el prejuicio en el juego. “Las personas juegan con la mente más abierta”, afirmó a UOL Jogos. Además, alerta sobre la importancia de denunciar cualquier tipo de acoso que sufra en línea. Raphaela tiene más de 65 mil inscritos en su canal de YouTube.

En un tema reciente de Vice, Matt Baume explicó cómo las personas trans fanáticas de los videojuegos buscan apoyo en la comunidad en línea. “Las personas trans no siempre se sienten acogidas con sus familias biológicas o incluso con sus propios cuerpos. Sin embargo, para muchos, los videojuegos (y las comunidades que los juegan) demostraron ser una fuente inesperada de apoyo. Ya sea jugando en línea, encontrándose personalmente o en transmisiones, las personas transgénero que juegan se están conectando más que nunca; y cuando se conectan unos con otros, comprenden más sobre ellos mismos”, afirma Matt.

De acuerdo con la Dra. Adrienne Shaw, profesora de Temple University, la idea de ser reconocidos como hombres o mujeres en un juego en línea se puede explicar por cómo valoramos el reconocimiento de otras personas. “Formamos nuestra identidad en situaciones sociales. Lo que significa ser mujer, lo que significa ser gay, lo que significa ser un fanático de los videojuegos”, señaló a Vice.

El asunto es encontrar esa comunidad: la fanática de los videojuegos Cetine usa Twitch para hacer transmisiones de sus juegos. Cuando ella juega, interactúa con su audiencia. Recientemente, un hombre gay mostró preocupación cuando dijo que, si hiciera la transición, su novio no se fijaría más en él: “Si él no te ama, otro lo hará”.

Videojuegos y deportes electrónicos: plataforma de lucha

 Ophelia encontró esta comunidad de trans fanáticos de los videojuegos y decidió ir más allá: creó un equipo de deportes electrónicos. El equipo se llama “Blink” y cuenta con cinco mujeres trans que juegan “Overwatch” de manera competitiva, sin embargo, aún no han participado en ningún torneo.

“Entrenamos y jugamos”, explica. “Es muy difícil encontrar personas que sean abiertamente trans. Pero existen y están por ahí”, afirma. El equipo cumplió un año y tiene como principal objetivo mostrar a la comunidad LGBTQ que es posible ser parte de una minoría y frecuentar estos espacios. “Solo queremos que las personas sepan que está bien ser LGBTQ y jugar videojuegos”, concluye.

La discusión de la participación de personas transgénero en ligas de deportes electrónicos levanta otra discusión, que es cuestionada por Ophelia. “¿Los campeonatos de deportes electrónicos están divididos por género? ¿Será que las mujeres piensan diferente?”, indaga.

Además de iniciativas como Blink, existe otra manera de ayudar a las personas trans a que se sientan acogidas por los videojuegos: la representatividad. Mientras algunos fanáticos de los videojuegos comienzan a tener personajes homosexuales, son pocos los que tienen personajes trans. “Es extremadamente importante que exista representatividad”, dice Ophelia.

Recuerda algunos casos de personajes trans, incluso uno conocido por el público. Birdo, personaje de Nintendo, es una versión rosada del dinosaurio Yoshi, y fue descrito como un “niño que quería ser llamado Birdette” cuando se lanzó el personaje. Posteriormente, en otras descripciones, la empresa dijo que Birdo era mujer. “Nintendo no anda gritando por ahí que el personaje es transgénero, pero eso ya es importante”, señala. Se acuerda de otro ejemplo válido: cuando Link tiene que vestirse de mujer para entrar a un villorrio solo de mujeres.

Otros personajes trans de videojuegos son Poison del juego “Final Fight”, Vivian del juego “Paper Mario” y Erica del juego “Catherine”. Todavía son pocas las menciones, pero se espera que la lucha por los derechos de la comunidad trans aumente la representatividad en los videojuegos y la unión

Compartir este artículo

Temas relacionados

Games

Leer el siguiente artículo

Read Full Story