Salud

Dispositivo portátil para la salud de las mujeres en los países en vías de desarrollo

Walden Kirsch Intel Communications and iQ Contributor

Lucha contra un peligro para la salud mucho mayor que la tuberculosis, la malaria y el VIH juntos.

Un tercio de los seres humanos en la tierra, más de 2 mil millones de personas, necesitan encender fuego para cocinar. Esto generalmente significa quemar leña, carbón o excremento de animales. En interiores. Esto se traduce en situaciones donde el monóxido de carbono y sus tóxicas partículas se esparcen inevitablemente en las cocinas y dentro de las salas de estar.

Este poco conocido pero masivo daño para la salud mundial, oficialmente llamado contaminación del aire en el hogar, ocasiona la muerte de 4.3 millones de personas todos los años, según las estimaciones realizadas por la
Organización Mundial de la Salud. Es una cifra alarmante: el humo tóxico de las llamas que se usan para cocinar provoca más muertes que la tuberculosis, la malaria y el VIH juntos.

“Estamos utilizando la tecnología para ayudar a resolver un tremendo problema social”, dijo Kazi Huque, director ejecutivo de Grameen Intel Social Business (GISB), una colaboración conjunta entre Intel y Grameen Trust, una organización sin fines de lucro ubicada en Bangladesh. GISB desarrolla tecnologías que abordan los principales problemas sociales que viven mil millones de personas en los países en vías de desarrollo del mundo.

En pequeños pueblos de la India y Bangladesh, Grameen Intel está dirigiendo la creación de un dispositivo portátil único para la salud, se trata de un brazalete de colores brillantes con un pequeño sensor de monóxido de carbono (CO) integrado.

Cuando el sensor detecta niveles peligrosos de monóxido de carbono, se enciende un LED rojo. El brazalete también emite advertencias de voz personalizadas al idioma del portador que ordenan abrir ventanas, abrir puertas o salir.

wearable_home_air_polution_india
Una mujer en la India cocinando con fuego dentro de su hogar. Las Naciones Unidas estima que 2 mil millones de personas en el mundo necesitan encender fuego para cocinar. Crédito de la foto: Eiryanna Bennett.

Tanto las mujeres embarazadas como las que no lo están que viven en los países en vías de desarrollo corren un riesgo bastante alto debido al nauseabundo aire en el interior de sus casas. Esto se debe a que las mujeres normalmente pasan más tiempo en la cocina o en el interior del hogar que los hombres. Los bebés pueden nacer con bajo peso o padecer otras graves complicaciones de salud debido a los efectos de respirar el humo de las llamas para cocinar en lugares cerrados.

El brazalete actualmente se llama COEL (Carbon Monoxide Exposure Limiter), que significa Limitador de exposición al monóxido de carbono.

Son resistentes al agua, están fabricados con plástico moldeado de color dorado, verde o rojo y su batería interna dura 10 meses. Se pueden programar para “decir” alrededor de 80 mensajes de bienestar para el embarazo (además de las alertas de CO) y almacenan 32 megabytes de datos. Este dispositivo no se conecta a Internet para mantener la duración de la batería.

El monóxido de carbono que se detecta en el brazalete fue analizado en terreno de la India. Crédito de la foto: Eiryanna Bennett.
El brazalete que detecta el monóxido de carbono se probó en terreno de la India. Crédito de la foto: Eiryanna Bennett.

Después de realizar las pruebas iniciales en la India, el equipo de Grameen Intel en Dhaka distribuirá más de 5000 brazaletes a las mujeres que viven en las zonas rurales de Bangladesh. Diseñado con la asistencia de ingenieros del Nuevo Grupo Tecnológico de Intel (New Technology Group), según Huque, el dispositivo portátil tendrá un precio aproximado de diez dólares.

“Es hermoso, nadie sospecharía que está usando una pieza de alta tecnología”, dijo el profesor Muhammad Yunus. El ganador bangladesí del Premio Nobel de la Paz introdujo por primera vez el microdrédito y la microfinanza para las personas pobres que viven en países en vías de desarrollo y fundó el banco Grameen Bank.

Como parte del enfoque inicial en junio en la University of California en San Diego, Yunus les dijo a los estudiantes que estaba “muy preocupado por la muerte de las madres en Bangladesh”, y que ha estado trabajando con Greameen Intel para encontrar las formas de aplicar la tecnología para enfrentar el problema.

Es casi seguro que en vista de la pérdida de 4 millones de vidas a causa del humo del fuego en interiores, los beneficios del dispositivo portátil ¨COEL¨ de costo ultra bajo tendrá un impacto en los habitantes de todos los países en vías de desarrollo.

Foto de cortesía tomada por Eiryanna Bennett.

Compartir este artículo

Temas relacionados

Innovación Salud

Leer el siguiente artículo

Read Full Story