Educación

Cómo las series están ayudando a desmitificar al hacker

mr robot

Mr. Robot, CSI, Halt and Catch Fire… Cada vez más producciones audiovisuales abordan la temática del hacker y sus roles en la sociedad, sus angustias y habilidades. ¿Cómo ayuda esto (o perjudica) la cultura hacker?

El trabajo silencioso, el aspecto discreto y la ansiedad de Elliot Alderson ocultan los rasgos de héroe que trae. El personaje de la serie Mr. Robot, en su segunda temporada en el aire por la cadena USA Network, es un hacker, cuyo hobby termina por convertirse en una ocupación, y que se debate cada vez más en el siglo XXI.

De hecho, no faltan las producciones actuales que tienen que ver con el tema. Solo en 2015, se estrenaron en la televisión cuatro nuevas series que tratan el tema: Deutschland 83, CSI: Cyber, Mr. Robot y Sense 8 (el último, aunque no se centra en el tema, se refiere a la ocupación con el personaje de Nomi). Además, Halt and Catch Fire, Silicon Valley y Person of Interest también se refieren a los hackers.

Gracias a esa serie reciente de programas, el entretenimiento logró retratar con mayor precisión la identidad y la cultura hacker. En los años 1990 y 2000, esta figura fue ridiculizada y estereotipada como el criminal que invade la red del gobierno o como un delincuente que roba las contraseñas de las redes sociales.
hacker-piratas-do-computador

“La idea de qué es un”hacker” se reconstruyó varias veces a lo largo de las últimas décadas, y a veces es difícil establecer un significado preciso del término”, explicó Matheus Guimarães Mello, quien obtuvo su maestría sobre la identidad del hacker en la Universidad Federal de Goiás. Según Guimarães, la idea de que los hackers son criminales surgió a partir de la década de 1980 “Con el inicio de la popularización de la computación en Estados Unidos, el público en general comenzó a interesarse en el tema y desde entonces los medios de comunicación utilizan el término “hacker” para informar sobre los casos de personas que irrumpen en los sistemas y van a prisión”, señaló.

La propia comunidad hacker propone crear y utilizar otros términos para cambiar la identidad del hacker en la sociedad en general. “Surgió la necesidad de designar a los ‘criminales’ o ‘sombreros negros’ como ‘crackers’, para tratar de preservar el valor social de la idea de hacker y justificar otros usos. La disputa adquirió un tinte político y defiendo este uso también; sin embargo, a menudo existe una línea delgada en la práctica entre hacer un uso socialmente justo y cometer un delito”, explicó el especialista.

Una de las mayores luchas en el medio consiste en tratar de deconstruir esta imagen difundida en los medios de comunicación. La Hackers To Hackers Conference es un evento que tiene lugar cada año y que reúne a hackers de todo Brasil. También trata de romper este estereotipo. En 2016, la conferencia tendrá lugar el 22 y 23 de octubre. En el sitio, hay una cita de Richard Stallman, activista y fundador del movimiento del software libre. “El uso de la palabra hacker para referirse a los infractores de la seguridad es una conclusión que proviene de los medios de comunicación. Nosotros los hackers nos negamos a reconocer ese significado y seguiremos utilizando la palabra para indicar una persona que ama programar y que le gusta ser hábil e ingenioso”, señaló.

Entretenimiento que educa

La serie Mr. Robot es un ejemplo de cómo el entretenimiento y la cultura popular pueden ayudar a difundir otras percepciones de la cultura hacker más allá de las tradicionales. Hasta el momento, el programa fue el que más entendió no sólo las habilidades, sino también la angustia de estas personas. “La serie comprende la atracción psicológica que el acto de hackear tiene para las personas que se sienten desconectadas y más inteligentes que el mundo que las rodea. También entiende que esa inteligencia no se traduce necesariamente en estabilidad emocional o madurez. Elliot, el personaje principal, puede tener las habilidades para derribar una poderosa corporación, pero es solo un muchacho interesado en una mujer, un joven de luto por la muerte de su padre “, escribió Kim Zetter, de la revista Wired.

Guimarães piensa que estas producciones pueden contribuir a una mayor comprensión de la función del hacker en la sociedad. “En cualquier campo, la realidad social es siempre muy compleja y es peligroso cuando llevamos demasiado tiempo tratando de entender un tema solo de una manera determinada. También puede ser una manera de motivar a las personas a buscar por sí mismas para ahondar en diferentes usos de la computación”, admitió.

Andy Manoske, profesional que trabaja con la seguridad cibernética, respondió en Quora a una pregunta sobre la representación de los hackers en el programa. Según Manoske, el programa acierta en todos los aspectos. “Estoy sorprendido por la forma en que han luchado para que la serie sea sumamente realista”, sostuvo y explicó cómo el programa acierta incluso en cuestiones técnicas.

En Tech Insider también se señala para el éxito hasta las nomenclaturas de los programas, ataques y otros términos relacionados con el mundo de la seguridad cibernética y la cultura de hackers. Al contribuir a una representación más precisa del hacker, la serie juega un papel importante, sobre todo en tiempos en los que van en aumento las discusiones sobre el espionaje y la NSA.

“Entender qué es un hacker es una necesidad creciente de la inclusión digital, como el aumento en el poder adquisitivo de las nuevas tecnologías entre personas con menor poder adquisitivo no se limita a poseer dispositivos, sino a aprender a dominarlos con el fin de profundizar la transformación de su vida diaria”, explicó Guimarães.

Además, se debe prestar atención a la manera brasileña creativa para resolver problemas y la forma en que tiene que ver con la cultura hacker. “El concepto de ‘solución rápida’, que se utiliza a menudo en un sentido negativo, en referencia a la delincuencia, pero que no termina ahí: como la idea de”hacker”, también se debe reconocer un uso positivo de ‘solución rápida’, como una forma improvisada para resolver problemas cotidianos “, explicó.

Poco a poco, se derriba la idea de que el hacker es el intruso de servidores y  un delincuente, pero más que eso, se muestra la importancia de la cultura del software libre y código abierto, la tendencia para los próximos años. “Estas y otras cuestiones deben comenzar a aparecer cada vez más como temas en la educación, tanto el contenido a debatir como nuestra capacidad para formar ciudadanos que puedan interpretar el ciberespacio y reaccionar ante causas digitales. El software libre se presenta como un puente entre los ideales y la práctica, ya que, en efecto, propone las herramientas disponibles para su uso y modificación conforme a las nuevas necesidades”, concluyó Guimarães.

Compartir este artículo

Temas relacionados

Ciencia Educación Entretenimiento

Leer el siguiente artículo

Read Full Story