Cómo la visión de las computadoras transforma la realidad virtual en realidad fusionada

Ken Kaplan Executive Editor, iQ by Intel
VR

La incorporación de sentidos casi humanos y de inteligencia artificial en los cascos de realidad virtual devela una nueva realidad que amplía la imaginación.

Imagine que se sienta en un automóvil y se coloca un casco que le permite al conductor utilizar el volante para transitar en la simulación realista de una autopista. Luego, el conductor se detiene, baja del auto y camina en las ruinas dispersas de un castillo medieval, el cual se reconstruyó de forma digital en todo su esplendor y se puede ver en 360 grados. Este y otros tipos de experiencia de realidad fusionada están listos para convertirse en tecnologías comunes en el 2017, ya que los cascos de realidad virtual (HMD) evolucionan rápidamente con potentes procesadores, sentidos casi humanos e inteligencia artificial. "La forma en la que nos entretenemos y consumimos información está pasando por una revolución", señala Achin Bhowmik, vicepresidente y gerente general del grupo de informática perceptual de Intel. GIF de ejemplo de realidad fusionada El aumento de las experiencias de realidad virtual inmersiva (RV), realidad aumentada (AR) y realidad combinada (MR) se alimenta de la creatividad humana y la sofisticación y la potencia de la tecnología que es capaz de simular las leyes fundamentales de la naturaleza y replicarlas en mundos digitales (consulte Momento sin precedentes de la realidad virtual) El equipo de Bhowmik quería llevar más lejos estas experiencias mediante la combinación de las tecnologías de Intel que potencian la realidad virtual, la realidad aumentada y la realidad combinada; incluidos los procesadores, los gráficos, la memoria y el software, y la incorporación de inteligencia artificial y sentidos casi humanos de la cámara Intel RealSense. El resultado se tradujo en el Proyecto Alloy de Intel, el diseño de referencia de un caso que les permite a los fabricantes de productos crear nuevos dispositivos y experiencias que puedan digitalizar el mundo real y llevarlo a una realidad virtual. Bhowmik señaló que la capacidad de los dispositivos para sentir y comprender el entorno que los rodea está abriendo nuevas posibilidades para mezclar el mundo real y el mundo digital. "Cuando los cascos de realidad virtual pueden sentir el entorno del portador y llevar el mundo real a experiencias virtuales, le permite interactuar con los elementos virtuales con sus propias manos", indicó Bhowmik.
Como ejemplo, explicó la forma en que la realidad fusionada de alta fidelidad podría permitir que los estudiantes de medicina aprendan sobre el ADN y los órganos humanos de nuevas maneras. "Me podría poner un casco del Proyecto Alloy y ver la molécula de ADN en 3D, voltearla, manipularla e interactuar con ella", declara Bhowmik. "Imagine interactuar de forma común con las estructuras 3D de órganos internos del cuerpo humano, como el cerebro o el corazón, para comprender cómo funcionan". Durante los últimos cinco años, su equipo ha desarrollado tecnologías que incluyen capacidades de sentidos casi humanos en los dispositivos. En los últimos años, la tecnología de detección en profundidad de la cámara Intel RealSense le proporcionó visión 3D a una amplia gama de dispositivos informáticos, otorgándoles la posibilidad de comprender gestos de las manos y expresiones faciales, además de la digitalización de objetos del mundo real. Se integra en drones y robots, les proporciona la visión que les permiten evitar colisiones y explorar de forma autónoma el mundo 3D. Actualmente, la tecnología RealSense se integra en cascos de realidad virtual, la que les brinda reconocimiento del contexto y el espacio. casco de realidad fusionada El equipo de Bhowmik diseñó el Proyecto Alloy para crear un casco de realidad virtual todo en uno con un sistema informático completo. Esto le permite a su portador caminar con libertad sin estar conectado a una computadora ni depender de sistemas de sensores externos para obtener posicionamiento preciso y seguimiento de la cabeza. Se mostró por primera vez en el Foro de desarrolladores de Intel en septiembre de 2016 y las versiones más recientes se exhibirán en la Feria internacional de electrónica de consumo de 2017. Bhowmik señala que "el Proyecto Alloy es un dispositivo inteligente que puede sentir, comprender, interactuar y aprender". "Captura el mundo en 3D y en tiempo real, ejecuta algoritmos informáticos de visión 3D para comprender lo que ve", agrega. "Las capacidades de aprendizaje de la máquina le permiten comprender las intenciones humanas, como los gestos de las manos. Con el casco puesto, puede levantar y ver sus manos, usarlas de forma natural para interactuar con los objetos virtuales, sin depender de un controlador externo".
A diferencia de las experiencias de realidad virtual actuales, la realidad fusionada les permite a las personas ver y usar sus manos para incorporar los objetos reales en un entorno virtual. El portador de un casco Alloy puede ver de inmediato a su perro en realidad virtual mientras el perro camina en su habitación real. Puede ver cómo su mano se acerca y acaricia el perro. Bhowmik explicó que poder ver extremidades humanas reales en realidad virtual puede evitar reacciones subconscientes con señales de propiocepción correctas, que de lo contrario pueden ocasionar que las personas se sientan mareadas después de pasar tiempo en realidad virtual. "Para crear una conexión emocional con experiencias de realidad fusionada, los cascos del Proyecto Alloy incorporan una gran cantidad de datos 3D del mundo real para que parezca natural", indica. "Requiere una enorme cantidad de procesamiento y captura de datos rápidos". Para transportar el mundo real a la realidad virtual en alta fidelidad, los nuevos cascos del Proyecto Alloy capturan y procesan más de 50 millones de puntos 3D por segundo. Bhowmik señala que esto les permitirá a los desarrolladores crear nuevas experiencias de realidad fusionada que sumergirán a las personas, casi sin importar el lugar donde estén, en destinos de viaje favoritos, exploración del espacio y experiencias de entretenimiento y aprendizaje. Laboratorio del Proyecto Alloy de Intel de Achin Bhowmik Los cascos del Proyecto Alloy estarán disponibles para los fabricantes de dispositivos de todo el mundo, lo que les facilitará la creación de nuevos productos y aplicaciones de realidad fusionada. Mientras tanto, la tecnología de Intel RealSense se utilizará en todo tipo de dispositivos y sistemas informáticos, lo que les otorgará mayor inteligencia y autonomía. Bhowmik declaró que tomó miles de millones de años de evolución a la naturaleza para desarrollar la percepción humana sofisticada, la que se compone de un sistema 3D visual enriquecido, un sistema auditivo biaural, piel conectada a un sistema nervioso que es sensible al tacto, además de los sentidos del olfato y el gusto. Esta red sensorial de gran funcionamiento envía información un cerebro potente con capacidades de procesamiento increíbles. Los dispositivos digitales solo tardaron una década en sentir como los seres humanos gracias al paso acelerado de la innovación en la informática perceptual. La capacidad de aprender y adaptar lo que sienten los dispositivos está a la vuelta de la esquina.  

Compartir este artículo

Temas relacionados

Leer el siguiente artículo