A jugar!

Cinco consejos para hacer frente al cyberbullying en los juegos en línea

acoso cibernético

Jugar en línea es un hábito consolidado desde que la comodidad de la Internet de alta velocidad reemplazó las partidas presenciales en grupo. Al eliminar la necesidad de que todos los jugadores estén juntos en persona, la posibilidad de jugar en red ayudó a popularizar los juegos multijugador, pero tuvo el efecto colateral de impersonalizar en cierto modo los equipos, lo que alentó a los jugadores mal intencionados a perseguir y humillar a otros jugadores. Afortunadamente, existen varias maneras de evitar el acoso cibernético y de protegerse si esto ocurre.

Según el Pew Research Center, alrededor del 16% de los internautas que declaran haber sufrido alguna agresión en línea fueron objeto de acoso cibernético en los videojuegos en línea. Los casos más graves a menudo implican ataques masivos en las redes sociales y la persecución en la vida fuera de línea como la práctica de swatting, un tipo de agresión en que personas anónimas hacen una denuncia a S.W.A.T. y acusan a los streamers de videojuegos de la comisión de delitos solo para ayudar a la organización a invadir la transmisión en directo de la víctima.

Pero ¿qué hacer si sufres algún ataque mientras juegas? ¿Cómo responsabilizar a los agresores? Descubre qué hacer si sufres o eres testigo de violencia virtual en algún videojuego.

cyberbullying

  • Guarda las capturas de pantalla

 Si sufres agravios durante una partida, trata de mantener la calma y obtén capturas de pantalla de todos los ataques. Nunca respondas a las provocaciones, porque, de hacerlo, te pueden caracterizar como agresor también. Lo ideal es obtener todas las capturas de pantalla y, si el agresor es insistente, puedes utilizar la función de silencio disponible en los videojuegos.

 

  • Haz la denuncia en el juego

 Todos los juegos en línea tienen un espacio para denunciar a los jugadores agresivos. Las sanciones pueden ir desde la suspensión hasta la expulsión del usuario problemático, y siempre es bueno comunicar a las empresas cualquier problema en el entorno de los videojuegos.

Si el acoso ocurrió durante las partidas, puedes denunciar al agresor utilizando el propio sistema del juego mediante el envío de las capturas de pantalla almacenadas durante el ataque. Respecto de las agresiones verbales por el chat de voz, la mayoría de los juegos en línea tienen categorías especiales para este tipo de denuncia, y si las agresiones fueran recurrentes, se puede utilizar el programa de grabación de voz para grabar las partidas como medida de precaución.

Si la agresión se produce en las redes sociales, deberás denunciar la red en cuestión y no eliminar nada porque esos mensajes pueden servir de prueba si decides demandar a los agresores. También puedes verificar la privacidad de tus datos y, preferentemente, trata de jugar con un nombre que no se pueda encontrar en otras plataformas.

 

  • Acude a la Justicia

En algunos casos la agresión virtual puede ser más grave que una situación de juego y vale la pena acudir a medios oficiales. Aunque muchas personas creen que Internet es una tierra sin ley, esta impresión es totalmente errónea, debido a que las injurias, las calumnias y las amenazas en línea se consideran delito como las perpetradas fuera de línea. Además, se aplican las mismas normas en ambos casos.

En Brasil, es aún más fácil denunciar el acoso cibernético ya que se sancionó la ley n.º 13.185 / 2015, conocida como la Ley sobre la intimidación y el acoso cibernético, en noviembre de 2015. Se considera que es acoso cualquier forma de intimidación sistemática, con o sin el uso de Internet.

Según la ley, la agresión sistemática se caracteriza como “todo acto de violencia física o psicológica, intencional y repetitivo que se produce sin motivación evidente, realizado por individuos o grupos contra una o más personas, con el fin de intimidarlas o agredirlas, causando dolor y sufrimiento a la víctima, en una relación de desequilibrio de poder entre las partes involucradas”. Por lo tanto, para que las agresiones que tienen lugar en los videojuegos en línea se consideran acoso, es necesario que sean frecuentes y que siempre sean realizadas por el mismo jugador o grupo.

Si el ataque por el mismo usuario solo ocurre una vez, se puede recurrir a otras tipificaciones diferentes del acoso cibernético, como delitos de injuria, calumnia, difamación y amenaza. Imprime todas las capturas de pantalla y los mensajes recibidos, guarda una copia en un CD o pen drive, y acércate a una estación de policía para hacer la denuncia y recibir orientación sobre los pasos a seguir.  Puedes realizar la denuncia en cualquier estación de policía, ya que no es obligatorio acudir a una especializada en delitos informáticos.

 

  • Cuida tu privacidad

 Con las redes sociales es fácil encontrar a cualquier usuario en línea y averiguar sus datos personales y los detalles de su rutina. Para los acosadores cibernéticos, las redes sociales son un canal más para atormentar a los elegidos como objetivo. Por lo tanto, si el ambiente de tus videojuegos en línea preferidos es un poco hostil, evita usar el mismo nombre que utilizas en las redes sociales para jugar.

Trata de utilizar fotos del avatar que no muestren tu cara y evita aceptar invitaciones de desconocidos sin ningún tipo de referencia. No hay ningún problema en hacer amigos en los videojuegos, pero debes esperar un poco antes de compartir tus datos, como los de las redes o tu número de celular.

 

  • Da un buen ejemplo

Lamentablemente, el acoso cibernético es una realidad en el mundo de los videojuegos; por eso, son los propios jugadores los que tienen el mayor poder para cambiar la situación. Puedes marcar la diferencia al evitar actuar en complicidad con quienes hacen chistes despectivos durante las partidas y llamar la atención de tu equipo si presencias algún comportamiento tóxico. Otra manera de ayudar a construir un entorno más sano consiste en hacer aplicar sanciones efectivas a los acosadores y denunciar y seguir el avance de las denuncias.

Compartir este artículo

Temas relacionados

Leer el siguiente artículo

Read Full Story