El acceso lo es todo

Apps de conciertos crean deslumbrantes experiencias en vivo

Nestor Bailly Writer, PSFK

El verano está en pleno apogeo y eso significa que miles de festivales y conciertos entretienen a personas de todo el mundo. Pese a los cambios en la manera en que las personas consumen virtualmente todas las demás formas de entretenimiento y multimedia, los espectáculos en vivo se mantienen más o menos iguales. Claro, puede haber mejor pirotecnia, luces láseres y sistemas de sonido potentísimos año tras año, pero es el momento propicio para la innovación tecnológica de la experiencia de ir a un concierto.

Cuando estás en un concierto, es difícil no sentir que formas parte de una gran experiencia compartida, a punto tal que es difícil describir esa sensación a una persona que no estuvo allí. Cosas como el rugir del público, lo conectado que te sentiste con la multitud cuando diste con un mar de encendedores y celulares en olas en el aire e incluso la camaradería de jugar con pelotas de playa (y a veces con otros participantes en el concierto) no puede reproducirse fácilmente en otra parte, pero ¿qué ocurriría si pudieran mejorarse? ¿Qué ocurriría si todos esas acciones singulares se sincronizaran con el espectáculo de sonido y luces?

Esa es exactamente la experiencia que crea la aplicación Wham City Lights.  Al alentar al público a descargar la aplicación antes del concierto, los artistas pueden crear un espectáculo de luces con los teléfonos de los participantes sincronizados con la música a través de los “tonos de calibración” del sonido, lo que permite a los artistas comunicar y controlar los teléfonos desde el escenario. El efecto con centenares o miles de teléfonos que se mantienen en alto, todo el color que parpadea y cambia al unísono, es bastante espectacular como puedes ver en el video a continuación.

Una tecnología de este tipo no solo hace los conciertos más participativos y deslumbrantes, sino que también podría adoptarse para efectos de marketing, como flashmobs de teléfonos que se encienden con un mensaje, de un modo similar a las bandas musicales del fútbol que se arman en distintas formas, solo que en este caso con personas que sostienen teléfonos de colores cambiantes. Imagina pararte en el estadio o estar en tu casa y ver una formación de personas que de repente encienden colores y luces cambiantes o muestran animaciones o incluso texto que se desplaza.

¿Te pasó alguna vez que fuiste a la fiesta de un DJ y que saliste desilusionado con su selección de música? Dado que los DJ tienen que elegir entre su propio gusto, lo que es popular y lo que creen que el público de una ciudad en particular desea escuchar, no pueden agradar a todos…¿o sí? La aplicación Secret DJ permite a los asistentes a discotecas seleccionar sus canciones favoritas de sus teléfonos para ponerlas en la fila de reproducción pública. Actualmente disponible en 2000 boliches, los VIP y los usuarios frecuentes pueden obtener el “estado de DJ” para saltar la línea de la lista de reproducción cuando están en la disco.

Además, esta aplicación podría usarse en oficinas o salas de espera para aportar temas de música ambiental colectivamente (tal vez con un moderador, ya que no todos desean escuchar a Slayer mientras trabaja), o en otras reuniones numerosas de extraños que necesitan un elemento para romper el hielo o una forma para participar en una actividad grupal. Muchos eventos empresariales podrían animarse mediante el aporte colectivo de la música, con lo cual todos participarían y disfrutarían a lo grande de la noche.

anfiteatro

A veces, cuando estás en un espectáculo y sientes de verdad la música, la multitud genera una energía propia que circula y potencia la noche. Este anfiteatro en un festival de música electrónica en Francia se alimenta de esa energía para encender una singular pantalla de luces que refleja la intensidad con la que bailan las personas. El escenario tiene la forma de pirámide con pantallas colgantes en el fondo, junto a la pista de baile frente a los artistas. Seis cámaras Kinect que rodean el escenario localizan y miden el movimiento de las personas, y lo traducen en la pantalla de luces integrada. Por lo tanto, si bailas con más intensidad, el espectáculo de luces será más vívido, aunque no sepas que lo estás creando.Mira el video a continuación para saber cómo funciona.

 

Estas son solo algunas formas en que las personas comienzan a participar en vivo en conciertos. Debido a que el público lleva cada vez más dispositivos sofisticados a los espectáculos, los artistas y productores de conciertos buscarán más maneras de interactuar con el público en los eventos en vivo. A partir de herramientas que alientan la participación y crean una experiencia más profunda tanto para el artista como para el público, estas aplicaciones pueden evolucionar en redes sociales hiperlocales de tiempo definido (muy útiles para los conciertos multitudinarios) y en valiosas plataformas de anuncios sumamente dirigidos. Y, por supuesto, los entornos reactivos son cada vez más populares, ya que destacan las acciones de las personas en espacios públicos para aumentar la sensación de conectividad y pertenencia que suele generarse en los conciertos.

No dejes de leer nuestra próxima edición en la que analizaremos otra dimensión del futuro de los conciertos: cómo la tecnología está cambiando la forma en que captamos y compartimos la experiencia de la música en vivo.

 

Compartir este artículo

Temas relacionados

Entretenimiento

Leer el siguiente artículo

Read Full Story