Entretenimiento

Amor y exterminio: cómo lidia la cultura pop con la inteligencia artificial

De “2001” a “Westworld”, la industria de películas y series se enfrentó a todos los debates que giran alrededor de la inteligencia artificial.

La cultura pop utiliza la imaginación humana para retratar situaciones  fantásticas y utópicas de temas que permean la sociedad. Con la inteligencia artificial (IA) así ha sido. El término fue acuñado en 1956, y 60 años después, todos los días hay algún tipo de debate sobre la IA. La industria cinematográfica siempre buscó trabajar este tema, ya que crea mucha polémica y tiene un enorme potencial para las buenas historias.

Recuerde algunas producciones que marcaron la época al hablar de robots e inteligencia artificial:

2001 – Una Odisea en el Espacio (1968)

Dos años después de que el término inteligencia artificial fuera acuñado y cuando la computación todavía ganaba espacio alrededor del mundo, Stanley Kubrick se apropió de la entonces actual carrera espacial e hizo una de las 100 mejores películas de los tiempos, según el voto popular en iMDB.

En la trama de “2001 – Una Odisea en el Espacio”, un equipo de astronautas liderados por David Bowman y Frank Poole es enviado a Júpiter, pero todo empieza a ir mal cuando Hal-9000, la computadora que controla la nave, empieza a enloquecer, eliminando a la tripulación uno a uno.

Todo empieza porque Hal percibe que su existencia está en jaque, ya que la computadora escuchó que podría ser desconectada. ¿Podría la inteligencia artificial tener miedo de la muerte? Aunque la cuestión sea interesante, los investigadores dicen que no es probable que esto suceda. Yann LeCun, director de investigación e inteligencia artificial de Facebook, dijo que la inteligencia artificial no tiene instinto y no le importa si la van a desconectar. ¡Uf!

2uma-odisseia-no-espaco_divulgacao

Blade Runner (1982)

A tan solo tres años del futuro retratado en “Blade Runner” —ya que sucede en 2019— parece que estamos lejos de la realidad imaginada por Ridley Scott, en la película basada en el libro “¿Los androides sueñan con ovejas eléctricas?” de Philip K. Dick.

La compleja trama cuenta la historia de Rick Deckhard, un cazador de recompensas. En un mundo único de fantasía, pocos sobrevivieron a la guerra atómica. El trabajo más reciente de Rick es cazar a seis androides fugitivos y apresarlos, pero todo empieza a cambiar cuando percibe la fina línea que separa a los robots de los humanos.

Los robots necesitan hacer una prueba para demostrar que no son humanos, ya que son incapaces de sentir. La producción genera la cuestión que va más allá de cómo los robots pueden ponerse en contra de las personas, cuestionando valores de lo que se considera humano y lo que se considera máquina.

3blade-runner_divulgacao

El Exterminador del Futuro (1984)

¿Y si los humanos ganasen la guerra contra los robots? Es en este escenario que se presenta “El Exterminador del Futuro”. En la película, la máquina encarnada por Arnold Schwarzenegger regresa a 1984 para asesinar a Sarah Connor, la madre del hombre que será líder de la humanidad contra los robots en 2029.

Según Mark Lee, de Overthinking It, la película lanzada en 1984 va más allá de un cuento sobre tecnología: es una reflexión de la condición humana, de la empatía por las máquinas y del pensamiento sobre la tecnología. Para Lee, “El Exterminador del Futuro” no es una película antitecnología, “es la alienación de los humanos unos de los otros a través de intermediarios, donde la tecnología es uno de estos”. Si se acordó de “Black Mirror”, va por buen camino.

Her (2013)

En “Her” (Ella), Theodore es un escritor que pasa por una fase socialmente difícil. Tras pasar por una ruptura amorosa traumática, Theodore acaba construyendo una sólida relación con su sistema operativo, y se enamora de la inteligencia artificial. El largometraje, dirigido por Spike Jonze, fue muy elogiado por el guion original y su fotografía.

La película sucede en un futuro cercano y, según especialistas en inteligencia artificial, no estamos lejos de la realidad imaginada en la producción. En entrevista con The Wall Street Journal, Stephen Wolfram, que lidera la empresa Wolfram Alpha, dijo que el recorte imaginado en la película “no solo es posible, sino que la tecnología no está tan lejana”.

AI: Inteligencia Artificial (2001)

Lo que sucederá cuando los robots sean capaces de amar “Su amor es real. Pero ellos no”, es con estas líneas que se promueve “IA: Inteligencia Artificial”. En la historia, David es un robot que está programado para amar. Adoptado por una familia de humanos, David acaba siendo abandonado por sus padres. El largometraje es una relectura de Pinocho, en donde un muñeco de madera desea convertirse en un niño de verdad. Es una historia sobre la relación de los humanos con los robots, y cómo estos se ven ante la humanidad.

Westworld (2016)

La serie más reciente de HBO también trata el tema de la inteligencia artificial. La trama sucede en un futuro en el que los humanos construirán un parque de diversiones en el viejo oeste. Los anfitriones de este espacio son los robots, que creen vivir la realidad. La idea es que los humanos puedan divertirse maltratando a las máquinas. Parte de la trama todavía es incierta, pero lo que queda claro es que los robots, a los pocos, van percibiendo que su realidad parece diferente de lo que pensaban.

Peter Sunderman, de Vox, divide las historias de Isaac Asimov, uno de los principales escritores de ciencia ficción, en dos tipos: en el primero, los robots son una amenaza y se vuelven violentos contra los humanos, como en “El Exterminador del Futuro” y “2001”. En el segundo, son amables y maltratados por las personas, como en el caso de “Westworld”.

Al contrario de la mayoría de las producciones de la cultura pop, “Westworld” parece tomar el segundo camino, cuestionando la similitud entre máquinas y personas, y reflexionando sobre nuestra propia moral al mostrar máquinas torturadas por humanos.

Compartir este artículo

Temas relacionados

Entretenimiento Innovación

Leer el siguiente artículo