Innovación

Un video en 360 grados que suscita emociones

Tim Ryan Contributor
great green wall

Los narradores de realidad virtual abren una ventana al mundo y sumergen en perspectivas que disparan emociones y hacen estallar el cambio social.

En el 2016, los videos en 360 grados estarán en todos lados, ya sea en YouTube, Facebook, pantallas conectadas a internet y una variedad de cascos de realidad virtual de alta calidad o bajo costo. Mucha de la tecnología necesaria para producir estos videos es nueva, pero los productores y espectadores dicen que lo que realmente los hace tan poderosos es el impacto que producen en los sentimientos humanos y la imaginación.

Muchos productores de videos en 360 grados abrieron nuevos caminos en el 2015, pasando por New York Times, estrellas de la música pop, como Noa Neal, y cineastas de corte social, como Al Maxwell. Los medios visuales están a punto de realzar la curiosidad y revelar las emociones humanas como nunca se ha visto antes. Los productores de videos en 360 grados dicen que la técnica brinda una comprensión más profunda de la vida en un mundo en constante evolución.

Africa

“Esta tecnología de cine proporciona una sensación extraña de conexión con las personas cuyas vidas están lejanas a la nuestra”, comenta el jefe de redacción de New York Times Magazine, Jake Silverstein, describiendo el documental en 360 grados llamado The Displaced (“Los Desplazados”, en traducción libre”).

El documental, que se puede ver en un teléfono inteligente, con manos libres usando Google Cardboard, muestra la historia de tres de los treinta millones de niños desplazados de sus casas por causa de la guerra. La posibilidad de que los espectadores manipulen el video, o sea, inclinen la perspectiva hacia arriba o abajo, vayan hacia la izquierda o derecha e incluso den vueltas, permite que la gente entienda la lucha humana en la creciente crisis mundial de refugiados.

Para producir los videos, se utilizan múltiples cámaras, que graban todos los ángulos de una escena simultáneamente. Las imágenes panorámicas capturadas desde una posición fija se pueden ver en dispositivos conectados a internet. Los espectadores que utilizan un teléfono inteligente, tableta o computadoras con pantalla táctil pueden inclinar y mover sus dispositivos para ajustar el punto de vista. En computadoras de escritorio, los espectadores pueden usar el ratón para hacer clic y arrastrar el video para ver nuevos ángulos.

“No todos entendieron inmediatamente cómo funcionaban los videos en 360 grados, pero cuando se los explicaba o se los mostraba en mi teléfono quedaban impresionados porque iban girando mientras veían el video”, comentó Neal, describiendo la reacción de sus fans al videoclip Graffiti.

En Growing a World Wonder (“Cultivando una Maravilla del Mundo”, en traducción libre), que se lanzó recientemente en el evento sobre cambios climáticos COP21, en Paris, el cineasta africano Al Maxwell utilizó un video en 360 grados para cambiar la perspectiva de las personas sobre el contentamiento.

“En el contexto de los cambios sociales, la capacidad de realidad virtual de conectar a la audiencia emocionalmente con la situación difícil de otra persona es incontestable”, aseguró Maxwell.

Su película, The Great Green Wall (“La Gran Muralla Verde”, en traducción libre), habla de un proyecto africano para cultivar una línea de 8 mil km de plantas y árboles en África (utilice el ratón en el video de arriba para navegar con la vista completa de 360 grados).

great green wall

Según Maxwell, una vez que esté terminada, la estructura será la más grande del planeta hecha por el hombre y una nueva maravilla del mundo, ofreciendo alimento, trabajo y un futuro para los millones de personas que viven en esa región en la línea de frente de los cambios climáticos.

Maxwell se imaginó que una técnica nueva de producción de películas conectaría mejor a los espectadores con las personas y lugares. El film se puede ver en línea, con cascos Samsung GearVR o Google Cardboard.

Google Cardboard

“La realidad virtual abarca los sentidos visual y auditivo de una manera tan completa que es algo casi visceral”, indicó Maxwell, cuya película le muestra a los espectadores la vida de una joven niña viviendo la desertificación de su tierra natal.

“Hay un término en la realidad virtual que se llama ‘presencia’, según el que uno acepta conscientemente la realidad que se le presenta. Si eres el protagonista de una historia, sentirás todo lo que le pase al personaje de una forma muy personal, porque lo verás a través de sus ojos. Si está bien hecho, sentirás que te está pasando a ti, ya sea algo bueno o malo. Esto crea un fuerte sentido de empatía, que las películas tradicionales no llegan a obtener en la misma medida”.

Maxwell ha llegado al límite inherente de esta nueva técnica de producción de películas, pero sigue optimista con relación al futuro de los videos en 360 grados.

“En este momento, estamos en la misma fase que el cine de los años 1900 con las películas mudas: muchos experimentos, audiencia pequeña y tecnología anticuada”, aseguró. “Sin embargo, dentro de una década, habrá reglas establecidas de producción de cine, IPs únicos y la audiencia para tal”.

En el 2015, la producción de videos en 360 grados mostró que podría resultar transformadora para contar historias. A medida que estas tecnologías y técnicas se convierten en la norma para los cineastas, los espectadores que vean las historias tendrán sus corazones transportados en todas las direcciones. Cineastas como Maxwell logran generar empatía en los espectadores, lo suficiente para hacerlos participar de los cambios sociales.

 

Fotos del proyecto Great Green Wall.

Compartir este artículo

Temas relacionados

Innovación

Leer el siguiente artículo