Entretenimiento

Un sintetizador de creación propia ayuda a acercar la música a las masas

Un entusiasta de la música de Brasil utilizó tecnología comercial para crear un sintetizador programable económico.

Con el surgimiento de Spotify, SoundCloud y otras plataformas de música, escuchar los temas más recientes es más fácil que nunca.

¿Escuchas los mismos temas en casa? No es tan transparente y a menudo es caro.

Precisamente por ese motivo Jomar Silva trató de desarrollar un sintetizador MIDI programable que fuera fácil de usar y que no costara una fortuna. Como promotor de desarrollo de código abierto y de Internet de las cosas de Intel para la región latinoamericana, Silva logró combinar su afición a la música con su pasión por la tecnología.

“Es fundamental para mí porque la mayor parte del software para música es desarrollado por músicos que también son programadores de software”, señaló y destacó que cuando surgió el software para música era difícil de comprender y usar.

“Hoy, casi cualquier persona que puede manejar una PC puede usarla para producir música de calidad en su casa”.

Desarrollado usando solamente un controlador MIDI, una tarjeta de audio USB y una placa Intel Edison, el sintetizador de creación propia de Silva cuesta una fracción de los doce mil dólares que cuesta el sintentizador Roland Jupiter 8 Analog. También creó una versión del sintetizador que usa Edison y Fluidifico, y es compatible con SoundFonts, una tecnología diseñada para conectar el audio grabado y sintetizado durante la composición musical por computadora.

Estos sintetizadores cuestan menos de trescientos dólares y permiten a los músicos reproducir desde sonidos de batería hasta Vox Continental, un órgano combinado conocido por su sonido brillante y susurrante.

El proyecto surgió después de que Silva vio un video de YouTube de un hombre que toca un sintetizador MIDI equipado con una placa Intel Galileo. Lamentablemente, el sintetizador exigía difíciles retoques del software.

“Mi idea era desarrollar algo que fuera fácil de reproducir por cualquier persona. Por lo tanto, seguí estudiando la mejor manera de implementarlo” contó Silva.

Sin embargo, cuando Intel lanzó la placa Intel Edison, Silva tenía lo que necesitaba para que funcionara. Después de un año de estudiar las mejores técnicas y de cinco meses de jugar con la placa Intel Edison, Silva desarrolló todo el sistema en un par de horas.

“Hoy, la mayoría de los músicos y los DJ tienen buenos conocimientos tecnológicos y experimentan mucho con las nuevas tecnologías”, señaló Silva. “Lo interesante de Edison es que permite a las personas experimentar aún más si trabajan con un programador o un experto, pero pueden tener lo básico en funcionamiento muy fácilmente con pocos conocimientos”.

Silva también explicó que el tamaño compacto de la placa Intel Edison y la “excelente potencia de computación” permite a los músicos llevar el sistema a cualquier parte.

Intel Edison

El desarrollo de este hardware es un logro enorme para Silva que, como brasileño, creció en una familia de músicos. Silva estudió batería desde que tenía 10 años y tocó en una banda de rock-and-roll de los años setenta durante casi 15 años.

Lleva la batería en su sangre y su pasión por la música despertó prácticamente cuando nació.

“Cuando era chiquito, mi papá ponía el tema ‘As Long as I can See the Light’ de Creedence Clearwater Revival cuando me acostaba”, contó. “Lloró cuando le dije que me acordaba de eso”.

Poco después, Silva les pidió a sus padres una batería. En la actualidad, el aficionado a la música sigue experimentando con formas nuevas y económicas para ayudar a las personas a crear sus propias canciones.

Los sintetizadores programables son apenas el principio.

“Mi idea es llegar a un punto en el que pueda encender la placa Edison, abrir una aplicación en mi smartphone, elegir el instrumento, afinarlo y tocar”, explicó Silva. Esto está en marcha, pero el desarrollo de la aplicación llevará más del poco tiempo libre que tiene Silva.

Además de los desafíos de armar todo, Silva también tiene en vista un proyecto personal.

“En realidad, me gustaría armar mi propia arpa láser como la de Jean Michel Jarre”, destacó y agregó que muchas personas en Internet trataron de hacerlo, pero sigue siendo muy costoso.

“Me gusta encontrar el camino para que mis ideas cobren vida de la forma más económica posible”, concluyó.

Compartir este artículo

Temas relacionados

Entretenimiento

Leer el siguiente artículo