Games

Las mujeres se unen para garantizar su espacio en el mundo de los juegos

gamers

Lejos de amilanarse ante episodios de machismo y el acoso cibernético en los juegos en línea, las mujeres se están organizando a través de Internet con el fin de crear espacios inclusivos para jugadoras y cambiar ese panorama.

En la actualidad, existen juegos digitales para todo tipo de persona y para todos los gustos, pero, lamentablemente, también sigue existiendo la idea estereotipada de que a las mujeres no les interesan los videojuegos. No obstante, gracias a la unidad y la perseverancia de las jugadoras, este punto de vista sesgado tiene sus días contados. Actualmente, las mujeres son una parte importante del público de los juegos, ya que hoy en día representan el 47,1% de los jugadores brasileños según la encuesta Game Brasil 2015, y el 44% del público norteamericano según la Entertainment Software Association.

Sin embargo, aunque están presentes en el universo de los videojuegos, las chicas siguen pasando por situaciones desagradables en relación con su hobby. El machismo en el universo de los videojuegos ganó visibilidad en 2014 en un episodio conocido como GamerGate, una ola de acoso cibernético (cyberbullying) que se desencadenó después de que el ex novio de la desarrolladora Zoë Quinn creara un blog difamatorio en el que acusó a la diseñadora de juegos de intercambiar sexo por comentarios positivos de su juego más conocidos: Depresión Quest. Lo que comenzó como un ataque dirigido a Zoë se extendió rápidamente a las mujeres que la apoyaron públicamente, lo que provocó una ola de acoso y amenazas. Por eso, Zoë y otras aliadas debieron abandonar sus hogares y ocultarse, ya que temían por su seguridad.

El GamerGate llamó la atención de los medios del mundo, especializados y de otro tipo, respecto del trato agresivo dirigido contra las mujeres en espacios de videojuegos, y las mujeres aprovecharon esa oportunidad para hacer público el debate acerca de esta situación. En lugar de sentirse intimidadas, las mujeres están cada vez más asertivas y organizadas para exigir más respeto y participación en el mundo de los videojuegos.

Para escapar del acoso cibernético, las aficionadas a los juegos digitales se organizan en espacios seguros para mujeres, donde se las incentiva a trabajar en el área de los juegos y a sentirse libres para jugar sin que las molesten los jugadores problemáticos. Un ejemplo de esta práctica es la iniciativa  Women Up Games, que recientemente ganó el premio Mulheres Tech en São Paulo, por su labor en favor de la inclusión.

“De hecho, cuando empecé a estudiar diseño de videojuegos, me di cuenta de lo crítica que era la cantidad de mujeres en el área en general, tanto para las desarrolladoras como para las jugadoras. Fue entonces cuando nació Women Up Games. Empecé a dar charlas sobre el tema “Las mujeres en el desarrollo de juegos” y me dí cada vez más cuenta de lo difícil que es para nosotras las mujeres entrar en un entorno donde aún domina la mayoría masculina”, contó la fundadora y CEO da Women Up Games, Ariane Parra, de 26 años. “Women Up Games surgió con la intención de derribar tabúes, al mostrar que las mujeres también juegan videojuegos, también desarrollan videojuegos y también participan en campeonatos de videojuegos”.

women up games

La iniciativa promueve eventos periódicos para jugadoras, como campeonatos y talleres, que son siempre un éxito de taquilla. Según Ariane, la movilización de las aficionadas a los juegos digitales sorprendió desde el primer evento. “Ha sido muy gratificante recibir más y más mujeres en nuestros eventos. En nuestro primer evento esperábamos unas 30 mujeres y ¡tuvimos la alegría de recibir alrededor de 80! La intención es que nuestra red de mujeres en el mundo de los videojuegos crezca cada vez más y todos son bienvenidos”.
Internet es el principal medio utilizado para encontrar a otras mujeres que tienen la misma pasión. “Internet es todo para nosotras, cada evento programado y cada contacto que nos envían se realizan a través de nuestro sitio web o las redes sociales”, afirmó Ariane.

women up

Y las amistades que se hacen en las comunidades y eventos en línea son cruciales para que las mujeres sigan jugando. La bloguera y vlogger Gaby Wolks, de 29 años de edad, que escribe sobre videojuegos desde 2010 en el sitio Cadê o Controle?, señaló que considera que las amigas que hace en el trabajo es la parte más gratificante de la actividad. “Nos animamos unas a otras y continuamos el ciclo de empoderamiento. Es contagioso. Hice muchas amistades de por vida jugando en línea. Conocí a muchas chicas desde que empecé a hablar de los videojuegos, algunas de ellas invirtieron en la carrera y ahora son profesionales en este campo. Vibro con cada victoria, siento orgullo y felicidad”.

Gaby muestra otro camino que encontraron las mujeres para cambiar la mentalidad machista del medio: la creación de una crítica especializada en videojuegos desde una perspectiva femenina, en la que las jugadoras hablan de los juegos que aman y llaman la atención sobre la representación de las mujeres en los juegos y las profesionales que trabajan en este mercado.

“Es importante porque, nos guste o no, las mujeres perciben ciertas cosas que más a menudo pasan desapercibidas en relación con el trato de los personajes femeninos (desde la ropa hasta el papel en la historia).  Creo que se necesitan varios puntos de vista, incluso diferentes géneros y grupos étnicos, para que se pueda formular una verdadera crítica de algo”, dijo Daniela Rigon, de 26 años, editora de los sitios web de ESPN Games, MinasNerds y Drops de Jogos, y cofundadora de la organización de narración Impetus eSports.

Las mujeres como Daniela y Gaby sirven de inspiración a otras jugadoras que quieren aventurarse a producir contenidos sobre los videojuegos, pero todavía se sienten un poco intimidadas por la exposición. Letícia Motta, que hace poco comenzó el canal LetxPlay, cree que es motivador ver a otras mujeres productoras. “Creo que es muy importante que haya mujeres que hablan sobre el tema principalmente como una especie de inspiración para que se aventuren otras chicas. El miedo a la exposición es bastante común, pero es algo que tenemos que combatir. Y es por eso que creo que tenemos que demostrar que somos las mujeres en los juegos, en los debates, porque eso de cierta forma nos termina fortaleciendo aún más”.

Para aquellas jugadoras que piensan en dejar los videojuegos a causa de los comentarios machistas, las profesionales recomiendan perseverancia y unidad. “Sé que es muy difícil, pero también es algo que tenemos que enfrentar”, dijo Letícia. Gaby coincidió: “Somos consumidoras, desarrolladoras, diseñadoras, periodistas, publicitarias, ejecutivas, personas en formación, profesoras, creadoras de contenidos, trabajadoras autónomas. Guste o no, movemos esta industria. Estamos ampliando nuestra representación. El machismo no va a disminuir, mientras nos sigamos ocultando. Vamos a apoyar unas a otras”.

Y Daniela tiene un consejo. “Encuentra grupos con otras mujeres para poder jugar y debatir sin estrés y, en casos graves, deja una ventana del navegador abierta con un GIF de gatitos”.

Compartir este artículo

Temas relacionados

Games

Leer el siguiente artículo