Salud

La inteligencia artificial puede salvar su vida

El big data combinado con la inteligencia artificial pueden ser la próxima revolución de la medicina buscando la cura de enfermedades y una mayor longevidad.

Es común pensar en inteligencia artificial y luego imaginarnos robots inteligentes, capaces de hacer todo lo que un humano haría y, pensando en una forma reduccionista, con el objetivo de eliminar la raza humana. Por más interesante y temida que sea esta definición, es un pequeño (y pesimista) recorte de lo que la inteligencia artificial puede hacer por nosotros. Va mucho más allá del pensamiento distópico a lo Black Mirror de que puede acabar con toda la humanidad. En realidad, los varios avances de la inteligencia artificial, también llamada IA, involucran lo contrario: salvarnos. Entre los principales campos de la IA está el de la medicina, que viene mostrando resultados significativos y cercanos a convertirse en una realidad.

El Dr. Raimond Winslow, director del Johns Hopkins University Institute de Medicina Computacional, fundado en 2005, afirmó para la revista Digital Trends que “el campo explotó”. “Hay una nueva comunidad de personas que están siendo entrenadas en matemáticas, ciencias de la computación e ingeniería, y también en biología. Esto permite que traigan una nueva perspectiva al diagnóstico y tratamiento médico”, dijo.

Ahora, en vez de analizar complejas cuestiones médicas con nuestro limitado cerebro humano, estamos empezando usar máquinas para analizar una gran cantidad de información, reconocer patrones y hacer previsiones que ningún médico humano podría”, escribió Drew Prindle, de Digital Trends.

Las grandes empresas ven el campo de la medicina como un potencial para popularizar sus tecnologías. Además de que existen compañías especializadas únicamente en IA y salud, los gigantes de la tecnología tampoco quieren perder tiempo ni espacio. Watson, de IBM, el sistema de inteligencia artificial más conocido del mercado, pretende realizar descubrimientos en el área. Después de que IBM invirtiera algunos miles de millones en esta tecnología, Watson se paralizó, como dijo el New York Times. Entonces, IBM decidió entrar en el campo de la medicina. Desde entonces, la empresa está trabajando con Quest Diagnostics para ofrecer la secuenciación de genes y el análisis de diagnóstico, todo con el objetivo de ayudar a los oncólogos a tratar el cáncer. “Esta es la comercialización de Watson en oncología”, le dijo John E. Kelly, un vicepresidente de IBM, al New York Times.

Los funcionarios de IBM dicen que la tecnología tiene el potencial de traer la medicina de precisión disponible para millones de pacientes con cáncer, y no solamente para un pequeño número que es tratado en centros médicos especializados.

Intel también invierte en este mercado. En mayo de 2016, la empresa le inyectó 10 millones de dólares a Lumiata, una empresa emergente o “startup” que se centra en la inteligencia artificial en medicina. En la época, Steve Agritelley, director del área de salud en Intel, dijo en un comunicado: “Lumiata tiene potencial para traer una aproximación y gestionar el análisis del tratamiento personalizado”, comentó. En el Intel Analytics Summer, evento realizado en agosto de 2016, la inteligencia artificial fue el tema central. La IA en medicina también fue debatida, destacando Penn Medicine, centro médico de Pensilvania, que está usando la plataforma analítica de Intel en sus diagnósticos. Un estudio enfocado en la sepsis, también conocida como infección generalizada, mostró que la herramienta logró identificar correctamente el 85 % de los casos, con algunos descubrimientos realizados hasta 30 horas antes del choque fatal séptico, comparado contra tan sólo dos horas del método tradicional.

Google tampoco quiere quedarse atrás: en febrero de este año la empresa lanzó Deep Mind Health, brazo de su empresa de inteligencia artificial enfocada en medicina. En julio de 2016, la compañía anunció una sociedad con el hospital londinense: Moorfields Eye Hospital, enfocado en oftalmología. La idea es que la IA del Deep Mind pueda encontrar vestigios de la enfermedad degenerativa macular y la retinopatía diabética.

deepmind-retina

Según el sitio de Deep Mind, “se investiga cómo el aprendizaje de las máquinas podría ayudar a analizar los exámenes, para que pueda existir una detección precoz de la enfermedad”. Se analizarán más de un millón de exámenes. Según el sitio, la empresa se siente optimista en relación con el potencial de la investigación: “es una fascinante oportunidad para hacer una diferencia”, dice.

Los ejemplos de inteligencia artificial en medicina son muchos: el gobierno americano está trabajando en sociedad con la empresa Berg Health para ayudar en el tratamiento y en la prevención del cáncer de mama. La idea es que se analicen más de 250 000 exámenes de pacientes. En un artículo de Singularity Hub, Vivek Wadhwa dice que la medicina debe avanzar más en los próximos diez años de lo que ha avanzado en los últimos 100 años. La previsión se debe a la entrada de la industria de la tecnología en el campo de la medicina, con una búsqueda para eliminar todas las enfermedades. Y la inteligencia artificial está en el centro de todo esto.

“En pocos años, nuestro genoma, microbioma, comportamiento y ambiente serán mapeados y medidos y la medicina se basará en mecanismos de inteligencia para vivir mejor y más tiempo”, afirma. El autor sabe que puede llevar algún tiempo para que las invenciones lleguen a quien las necesita, “pero eso debe durar poco”. Para Vivek Wadhwa, la industria de la tecnología ya busca democratizarla, reduciendo los costos, y permitiendo que llegue a millones.

Compartir este artículo

Temas relacionados

Salud Innovación

Leer el siguiente artículo