Games

Como la tecnología cambió el ajedrez

Derek Slater Writer, Ready State

A mitad de camino del Qatar Masters Open del año pasado, el estadounidense Sam Shankland, de 23 años de edad, se encontró como contrincante al otro lado del tablero a Gadir Guseinov, otro gran maestro de Azerbaiyán. Shankland hizo avanzar rápidamente sus peones y sus caballos. Guseinov, de 28 años, se detuvo durante largos períodos a pensar, pero cada intercambio no hizo más que empeorar su situación. Este abandonó en el movimiento número 38.

Podía parecer que Guseinov corría con ventaja, pero Shankland ganó la partida incluso antes de que empezara. Su secreto: “el análisis computacional, buscando nuevos movimientos en posiciones conocidas”, afirmo Shankland.

La capacidad de procesamiento informático ha avanzado tan rápidamente que los grandes maestros de hoy prácticamente han abandonado la idea de vencer a las computadoras más básicas en el ajedrez. Pero recientemente, las computadoras se han vuelto herramientas de entrenamiento indispensables para los principales jugadores.

El partido Shankland-Guseinov ejemplifica el extendido rol de la tecnología en una actividad que tiene siglos de antigüedad. Cuando Guseinov se puso en una posición que Shankland había investigado, Shankland supo exactamente qué debía hacer.

En la Era Informática

Jugar ajedrez a nivel competitivo internacional implica una fuerte concentración, visualización, memoria y reconocimiento de patrones. Estas son áreas en las cuales las computadoras se destacan.

En las décadas de 1980 y 1990, el ajedrez era un campo de batalla para partidas “hombre versus máquina” de alto nivel. Hace dieciocho años Deep Blue, la supercomputadora de IBM, llegó a los titulares al lograr una victoria contra el campeón mundial Garry Kasparov.

Con sus 30 procesadores en paralelo, Deep Blue era una computadora de 11.38 gigaflops, lo que significa que podía manejar unos 11000 millones de operaciones por segundo. Una computadora Mac Pro con un procesador Intel Xeon E5 de seis núcleos, en cambio, realiza 2.2 teraflops o unos 2 cuatrillones de operaciones por segundo.

En la actualidad, inclusive una aplicación estándar para jugar ajedrez en un teléfono inteligente es lo suficientemente potente como para vencer a cualquiera que no tenga un nivel de experto.

Un programa de ajedrez promedio en una computadora promedio puede evaluar millones de movimientos por segundo, según Kenneth W. Regan, un profesor de ingeniería y ciencia informática de la University at Buffalo (SUNY). Shankland, por su parte, ha estimado que puede evaluar unos 150 movimientos de ajedrez por minuto.

Las máquinas nos pasan por encima fácilmente, dijo Regan, que ha estado investigando las trampas asistidas por computadora en el ajedrez en los últimos nueve años. “Ningún gran maestro ha desafiado a una computadora en términos equitativos desde 1995.”

kasparov

La supercomputadora Deep Blue de IBM venció al campeón mundial Garry Kasparov en 1997.

Hombre y Máquina

El dominio general de las computadoras en el juego de ajedrez enmascara una importante distinción entre las dos partes. Las computadoras son excelentes a la hora de evaluar posiciones en las cuales las consideraciones tácticas son fundamentales, pero  los mejores grandes maestros son aun mejores para evaluar ciertas posiciones estratégicas.

En el ajedrez, la estrategia es similar al análisis literario: algo que las computadoras no hacen bien.

La táctica, en cambio, se refiere a secuencias de movimientos que involucran amenazas concretas como capturar piezas o atacar al rey. Es posible calcular la respuesta, y las computadoras son excelentes para calcular.

Shankland dijo que esto explica “por qué las computadoras no pueden derrotar a los grandes maestros”.

Planificación del juego

Para prepararse para los torneos, los grandes maestros utilizan un equipo de analistas humanos, o “segundos”, para analizar secuencias de apertura comunes con la ayuda de un software de ajedrez.

El equipo de Shankland utiliza un programa de software de código abierto llamado Stockfish.

Antes de competir contra Guseinov, recuerda Shankland, había asignado a uno de sus segundos a analizar los movimientos para defenderse de la variante del dragón de la defensa siciliana, una configuración de apertura en la cual la disposición de los peones negros imita a la bestia mítica.

El integrante del equipo estableció la posición inicial de esta defensa en Stockfish y luego pasó al modo análisis.

Los programas de ajedrez suelen identificar jugadas potentes conocidas como novedades que no han sido utilizadas en los juegos registrados de los grandes maestros. Durante llamadas en conferencia semanales, lo segundos de Shankland presentan potenciales novedades y su equipo intenta ahondar en los agujeros de los análisis.

Shankland contó que en los debates subsiguientes lo ayudaron a memorizar secuencias de apertura potentes como la que utilizó para combatir a Guseinov.

“En la jugada 20 [de ese partido], Stockfish dijo que Shankland tenía una gran ventaja, y esta persistió durante todo el juego”, afirmo Regan.

¿Podría Shankland haber anticipado que Guseinov jugaría una variante de Dragón? No con certeza, pero podría haber determinado fácilmente que era una de las aperturas favoritas de Guseinov.

Además de analizar las líneas de apertura de los motores de ajedrez, los grandes maestros suelen investigar en bases de datos de juegos registrados como ChessBase, que almacena más de 6 millones de partidos.

Pueden investigar las líneas de apertura de sus futuros oponentes y también generar estadísticas sobre diversas posiciones que han utilizado previamente, para identificar sus tendencias de estilo y sus defectos.

maurice ashley

El gran maestro Maurice Ashley ofrece con frecuencia comentarios de las partidas para los espectadores en línea.

Una Fuerte Competencia

Hay algo de verdad en el viejo dicho deportivo de “para ser el mejor, hay que jugar mejor que nadie”. Antes de que se extendiera la popularidad de los sitios en línea, era difícil para los talentosos jóvenes jugadores desarrollar sus habilidades contra oponentes más experimentados.

“Durante mi niñez en Brooklyn, si quería jugar, tenía que ir al parque y jugar con los profesionales que se encontraban allí”, dijo el gran maestro Maurice Ashley, de 49 años. Él dijo que el Manhattan Chess Club solo era una opción para quienes podían pagar la membresía

“Así se afilaban los dientes”, dijo. “En la actualidad los niños pueden conectarse y tienen cincuenta opciones para encontrar un buen oponente.”

Los jugadores talentosos, dijo Ashley, pueden acceder a una práctica desafiante “a cualquier hora, todos los días”, lo que mejora su juego más rápidamente que nunca.

Según los cálculos suministrados por la World Chess Federation (Federación Mundial de Ajedrez) basado en la lista de los últimos 15 años, la edad promedio de los principales 100 jugadores ha disminuido de 34 a 31. El campeón mundial actual, el jugador de ajedrez con la calificación históricamente más alta, es Magnus Carlsen, de Noruega, con 24 años de edad.

Shankland, que recientemente fue situado en el puesto 84, le encantaría llegar a ser el primero. Con la ayuda de su equipo, busca las deficiencias de su juego con tanta diligencia como busca las de sus futuros oponentes.

“Algunas personas dicen que uno tan solo debe desarrollar sus fortalezas, pero mi enfoque consiste en como mejorar en todos los aspectos. En este nivel, no es posible tener debilidades que se puedan identificar”, dijo Shankland.

 

Compartir este artículo

Temas relacionados

Games

Leer el siguiente artículo