Games

Adaptaciones y memes en la cultura gamer

gamer

Los aficionados utilizan los videojuegos para crear productos completamente diferentes de los originales, por lo que surgen nuevos lenguajes y nuevas comunidades asociadas a ellos.

Internet, desde su popularización, es un medio fácil y eficaz para la formación de comunidades en torno a intereses comunes. Los videojuegos no son ajenos a ese fenómeno y gran parte de lo que, hoy en día, se generalizó bajo el término “cultura gamer” surgió en los foros de nicho para aficionados a juegos digitales y, más recientemente, grupos y páginas temáticas en las redes sociales. Los jugadores comparten referencias de sus juegos favoritos en varios formatos, tales como videos, chistes, historietas y cómics. Y esos recursos compartidos forman redes de adaptación de videojuegos como material para las creaciones de autor, que se publica en forma de memes, es decir, contenidos que se difunden rápidamente en Internet y los usuarios los repiten como referencia.

Un ejemplo de esta práctica son los mods, es decir, modificaciones de los videojuegos existentes. Los mods van desde hacer a Mario usar una silla de ruedas en Super Mario World hasta reemplazar al intimidante villano Slender Man, del éxito indie Slender: The Eight Pages o los Teletubbies en el mod Slendytubbie. Por lo general, los mods son creados y publicados por los aficionados en foros especializados, y popularizados a través de recursos compartidos.

Hay una gran variedad de mods. De hecho, algunos juegos independientes de mucho éxito surgieron como modificaciones de otros juegos. Uno de ellos es Dear Esther, creado por Dan Pinchbeck y Robert Brisco, y publicado en 2008 originalmente como un mod de Half Life 2. El éxito y los varios premios recibidos permitieron al mod obtener el apoyo de la distribuidora Valve y ganar la banda sonora y el arte originales. Se convirtió totalmente independiente en 2010.

gaming

Los mods son solo una parte de una vasta producción que surge a partir de adaptaciones de videojuegos. Otro tipo de práctica que sigue la misma lógica son las machinimas, las películas realizadas con personajes y entornos de videojuegos como actores y escenarios. Algunos juegos de estilo “sandbox” (en traducción literal, caja de arena – juegos en que el personaje es libre para explorar el paisaje y hacer frente a otros personajes como lo desee) permiten la creación de historias con relativa facilidad, por la libertad en el montaje de los personajes y la interacción con el entorno. Las películas se crean con la captura en el juego y su posterior edición, y es posible doblar o reemplazar las leyendas del juego. Se cree que la primera machinima fue la película “Diary of a Camper”, creada por la productora id Software en 1996 a partir del juego Quake.

Al igual que los mods, las machinimas comenzaron como adaptaciones independientes que se popularizaron mediante su viralización, pero fueron finalmente absorbidas por los medios institucionales y reconocidas como lenguaje audiovisual, al integrar curadurías y muestras. Un ejemplo es el festival de arte digital FILE, que tiene una curaduría dedicada exclusivamente a las machinimas. En Brasil, hay canales dedicados exclusivamente a este tipo de contenidos, como Sims in Motion, que se centra en machinimas de Los Sims. El sitio cuenta con varias series e incluso un concurso de celebridades para Sims (personajes creados en el juego Los Sims) que deseen participar en los videos como actores.

Menos formales que las machinimas y centrados en el humor, otro tipo de meme en video muy popular entre los jugadores son los llamados YouTube Poops o YTP. El nombre “Poop” es una abreviatura en inglés de “pieza de otra pieza” y un juego de palabras, ya que significa “caca” en inglés, en referencia a la precariedad técnica de las producciones.

Los “Poops” siempre se hacen a partir de otra pieza de los medios, tales como programas de televisión, películas, videoclips musicales o videojuegos. Tienen un estilo de edición rápido e incorporan muchos cortes, bucles y humor absurdo. Por lo general, la idea es provocar la risa con la inserción de elementos aleatorios o la inversión del discurso de la pieza original, por ejemplo, cambiar el orden de las palabras pronunciadas por un presentador de televisión para cambiar el sentido del mensaje, o cambiar la banda sonora de una escena dramática de un juego de guerra por un funk. Cuanto más anárquico y sin sentido sea el “Poop”, más probabilidades tiene de que se viralice.

 

Además de los tipos de memes comentados, la comunidad de jugadores sigue creando nuevas adaptaciones y expresiones a diario, por lo que movilizan la creatividad de los aficionados e incluso el propio mercado de juegos y los medios, como en el caso de las machinimas y los mods, que con el tiempo se convierten en productos oficiales. La tendencia es que el mercado presta cada vez más atención a la producción y a las voces de los propios jugadores.

 

Compartir este artículo

Temas relacionados

Games

Leer el siguiente artículo